Facultad Certificada

Cerificación ISO 9001:2008

Profesores de Enseñanza Media aprenden a hacer jabón en Fab Lab UV PDF Imprimir E-mail

Workshop.
Grasa animal, manteca de cerdo, aceite de oliva y de coco fueron algunos materiales con que los profesores del colegio Hispano de Villa Alemana fabricaron un jabón 100% orgánico en un taller dictado por el Fab Lab UV, iniciativa desarrollada por Rudi Bürk, memorista de Química y Farmacia y ayudante del Fab Lab UV, como una manera entregar conocimientos a los profesores de media, para que después lo puedan transferir a sus alumnos.

Durante la actividad denominada “La química del jabón”, se tomaron todas las medidas de seguridad para evitar accidentes y como una forma de prevenir complicaciones en el posterior trabajo con los secundarios, ya que el jabón tiene un proceso de madurado de aproximadamente un mes y medio. Utilizarlo antes de su maduración, podría ser perjudicial para la piel.

 

En este sentido, Rudi Bürk, señaló que se realizaron “los cálculos necesarios y hablamos con los profesores para ver las distintas aplicaciones dependiendo del ramo que ellos imparten. Desarrollamos un jabón base, al cual se le pueden aplicar distintos aromas. El jabón tiene un proceso de madurado, semejante a un queso. Su manufactura es simple, pero una vez fabricado sigue habiendo una reacción. Alrededor del mes ya tenemos un PH que es aceptable para ocuparlo como un cosmético”.

En cuanto a los objetivos de la actividad, Rudi agrega que “la idea era entregar conocimientos básicos a los profesores, para que ellos mismos dependiendo de la realidad del colegio puedan replicarlo, enfatizando las medidas de seguridad necesarias para que los niños no tengan accidentes, ya que buscamos generar un vínculo con la comunidad de enseñanza media”.

Aprendiendo a hacer

Gloria Miranda, profesora de Biología y Ciencias del Colegio Hispano de Villa Alemana, fue una de las participantes del taller, que catalogó como una experiencia “muy motivadora y entretenida, ya que más allá del tema teórico es una actividad práctica, lo que permite reforzar el aprendizaje, lo cual además se podría realizar con materiales accesibles en el colegio de manera muy fácil, por lo que estamos muy contentos de poder replicarlo con los niños”.

La profesora Miranda además dirige un grupo de cinco estudiantes de diversos cursos de su colegio que desarrollan el proyecto de un Fotocolorímetro en el Fab Lab UV. Al respecto, señala que “esta experiencia ha sido maravillosa, nos han tratado muy bien.  Los niños están fascinados, la experiencia ha sido extremadamente buena, porque los instrumentos a los que han tenido acceso ningún colegio los tiene”.

Transferencia de conocimiento

Camila Berríos, administradora del Fab Lab UV asegura que el objetivo de la actividad es generar la mayor transferencia de conocimiento, ya que pretendemos que las herramientas que se llevan los profesores hoy, puedan entregárselas a sus alumnos de enseñanza media en el corto plazo”.

“Estamos buscando más ideas para generar más actividades didácticas y prácticas a los profesores con pocos elementos y materiales, para que ellos dentro de sus colegios y con pocos recursos, puedan replicarlas, para que los chicos puedan sentirse más motivados por la ciencia y la tecnología, potenciando la motivación y la curiosidad entre profesor y alumno”, agrega.

A pesar de ser una actividad atípica en el Fab Lab, la administradora indica que “si bien es cierto no es una actividad que hagamos siempre, si estamos buscando abrir esta nueva veta, porque nosotros trabajamos directamente con los niños, pero como el espacio es reducido y no nos alcanza para todos los niños que quisiéramos abordar, estamos buscando nuevas formas de poder hacer transferencia de conocimiento”.