Facultad Certificada

Cerificación ISO 9001:2008

Futuros Ingenieros Civiles visitan embalse Chacrilla PDF Imprimir E-mail

Salida a terreno.
Una salida a terreno al embalse Chacrilla, ubicado en Putaendo en la estación pluviométrica Los Patos, realizó un grupo de treinta y cinco estudiantes de la Escuela de Ingeniería Civil, a cargo de los profesores David Poblete y Yerel  Morales. En la oportunidad, el grupo pudo conocer el trabajo realizado tanto en la etapa de construcción del embalse, como de su actual funcionamiento, desarrollado por la exalumna de la carrera María Jesús Urqueta.

 

El grupo estuvo integrado por estudiantes de cuarto y quinto año de las cátedras de Hidrología, Máquinas y sistemas hidráulicos. Al respecto, la profesora Yerel Morales, señala que “el objetivo de la visita es que los estudiantes puedan ver qué tipo de obra diseña un ingeniero civil, cuáles son las áreas que abarca y las distintas utilidades que tiene obra como esta. Este es un embalse pensado en el riego, está almacenando el agua de los regantes de la zona para después entregarla al caudal que corresponde, pero también dentro del diseño se pensó en una posible ampliación al uso hidroeléctrico”.

La académica asegura que “como nuestra Ingeniería Civil es generalista, los estudiantes saben de estructura y de hidráulica, por lo que no sólo estaban centrados en los fines hidráulicos del embalse, sino también en el proceso constructivo, en las obras involucradas, los distintos materiales. Eso permite que ellos potencien sus conocimientos dentro de la carrera para después ponerlos en práctica y cuenten con experiencia si deben diseñar este tipo de obras”.

Sobre la evaluación de la actividad, Yerel Morales añadió que “para ellos fue importante ver las dimensiones de una obra como ésta, no lo dimensionan de manera teórica, fue como ver la materia de un semestre resumida, les sirve para tener conocimiento de problemas cercanos”.

“Las visitas a terreno dentro de la Ingeniería Civil no son ajenas a la carrera, ya que dentro del proceso de innovación curricular iniciado el 2016, se pensaron experiencias de este tipo, orientadas a acercar a los alumnos a la realidad y el quehacer del ingeniero civil desde el punto de vista práctico, para que puedan ver en terreno lo que están estudiando”, agregó.

Según explica la profesora “una vez que los alumnos pudieron ver la magnitud de las obras insitu, lo que les enseñamos se pone en práctica, pero ver a una exalumna que está trabajando a cargo de una obra, desempeñado su función a lo largo del tiempo, desde el inicio de la construcción, hasta la operación, es algo motivador, una buena experiencia para los alumnos”, agrega.